Translations

Some of the most important aspects of To the Mountain! are the translations provided for the story. In the printed and digital versions of the full story book, you will find Spanish translations provided by Mrs. Cesiah Boryczka and her students as well as Yucatec Maya translations provided by Mr. Fernando Tzib.

Mr. Tzib provides additional information about his Yucatec Maya translations:
To translate the name of Running Jaguar, I use “Chakmo’ol” instead of “Baalam” (both referring to jaguar) because it differentiates the sacred from the profane. I use an “h” instead of “j” to be consistent with Spanish usage. In addition, I use a double “aa” for the aspirated sound of an “a” which is longer than the “a” as in bat. This applies to all vowels. Further, I do not use the accented “a” as used by other writers when the sound of an “a” is aspirated (for example, baat vs báat). I also use “ts’ “ for glottalized sounds but it could be replaced by “tz,” as in modern Maya studies.

As Mr. Tzib’s notes indicate, translations can be very distinct depending on the translator and their approach to the language and story. As an extension of the story and its Spanish translations, here we provide a distinct set of translations for each page, provided by retired ESL teacher Mrs. Acela Paliotta of Coppell, Texas. Below, you will find the English, original Spanish (as printed in the story book), and distinct Spanish translations. We hope these translations may be used as a resource for teaching and learning. Please contact us if you have questions or comments.

Copyright © 2016 by Sylvia Batty, Rebecca Friedel, & Leah McCurdy

To the Mountain! Page 1

In a time of good fortune and plenty, there lived a little girl named Little Moon. She was born when the moon was at its fullest, brightest, and whitest. She lives with her family on their farming terraces in the community called Chan. They all work to plant and harvest the corn, squash, and beans grown on the terraces, even her little brother, Running Jaguar. Chan is part of the community called Clay Mountain, with a capital on a hill above the river. The capital of Clay Mountain has the most impressive Mountain Temple for miles.

En un tiempo de gran fortuna y abundancia, vivía una niñita que se llamaba Pequeña Luna. Ella nació cuando la luna estaba llena, brillante y blanca. Ella vive con su familia en sus tierras de cultivos en la comunidad llamada Chan. Todos ellos, hasta su hermanito menor, Jaguar que Corre, trabajan juntos para sembrar y cosechar el maíz, la calabaza y los frijoles cultivados en las tierras. Chan es parte de la comunidad llamada Montaña de Barro con su capital en una loma que se extiende sobre el río. La capital de Montaña de Barro tiene el Templo de la Montaña más impresionante en todos sus alrededores.

Durante una época de buena suerte  y gran abundancia, vivía una niña llamada Lunita en un caserío llamado Chan. Ella nació cuando la luna estaba llena y brillante. Vivía con su familia en un pedazo de tierra donde había muchos cultivos. En su comunidad todos sembraban maíz, calabazas frijoles y otras cosas más. Todos los habitantes de Chan trabajaban sembrando las tierras y eso incluía a su hermanito llamado Jaguar, el Corredor.  Chan era parte de una comunidad llamada Montaña de Barro, la cual tenía una capital en la cima de una loma que estaba junto a un rio.  La capital se llamaba la Montaña de Barro y tenía  un templo impresionante y el más grande de otros a su alrededor.

To the Mountain! Page 2

Little Moon has been helping the women to make rope from henequen leaves. The strings that grow in the henequen are very strong. They make the rope very thick for pulling and lifting. The rope Little Moon is making will be used by her father and his friends to make the Mountain Temple bigger and more beautiful. Little Moon’s father is working to improve the Mountain temple for everyone. Running Jaguar tries to help make the rope, but chasing his puppy is more fun.

Pequeña Luna ha estado ayudando a las mujeres a hacer mecate de hojas de henequén. Los hilos que crecen en el henequén son muy fuertes. Ellas hacen el mecate muy grueso para halar y levantar. El mecate que Pequeña Luna está haciendo será usado por su papá y sus amigos para hacer el Templo de la Montaña más grande y bello. El papá de Pequeña Luna está trabajando para mejorar el templo de la Montaña para todos. Jaguar que Corre trata de ayudar a hacer el mecate pero se divierte más corriendo detrás de su perrito.

Lunita siempre había ayudado a las mujeres que trabajan con las fibras de henequén.  De estas fibras se sacan mecates, o sogas, gruesas y fuertes.  Las sogas son para alar y levantar cosas que pesan mucho. Las sogas que hace Lunita son para el uso de su Padre, y los demás trabajadores, que las usan para el mejoramiento de la Montana del Templo y el beneficio de todos.  Jaguar, el Corredor, ayuda a hacer mecates pero también juega con su perrito.  

To the Mountain! Page 3

Little Moon and Running Jaguar see the Mountain Temple changing from a distance every day.  They see more limestone blocks added to make it taller. These blocks are covered with white plaster and then painted many colors. They know that the Mountain Temple is important and that it shows the power of the leaders of Clay Mountain. They want to know more! They want to see it up close!

Pequeña Luna y Jaguar que Corre ven, a la distancia, el Templo de la Montaña cambiando cada día. Ellos ven más bloques de piedra caliza agregados para hacerlo más alto. Estos bloques son cubriertos con yeso blanco y después son pintados de muchos colores. Ellos saben que el Templo de la Montaña es importante y muestra el poder de los líderes de La Montaña de Barro. ¡Quieren saber más! ¡Quieren verlo de cerca!

Desde lejos,  Lunita y su hermanito ven diariamente el cambio que ocurre en el Templo de la Montaña. Pueden ver que este aumenta de tamaño por los bloques que se van añadiendo.  Esos bloques están cubiertos de yeso y pintados de otros colores.  Los niños saben que el Templo de la Montaña es un monumento importante porque representa la fortaleza y el poder de los habitantes de la Montana de Barro. ¡Pero aun así, los niños desean conocer más sobre su templo, y desean visitarlo y verlo de cerca!  

To the Mountain! Page 4

One day Little Moon decides that she must see the capital and the new Mountain Temple for herself. She is a big girl now. She has been making the tortillas all on her own for many months. She knows the path to the capital and she wants to see her father. She packs tortillas and jicama in her bag, just as she does when she goes to help pick corn on the terraces. Her mother will think she is there today. As the sun begins to rise in the sky, she says a prayer to the Sun God and leaves on her adventure.

Un día, Pequeña Luna decide que tiene que ver el nuevo Templo de la Montaña por sí misma. Ella es una niña grande ahora. Ha estado haciendo tortillas solita por muchos meses. Conoce el camino a la capital y quiere ver a su papá. Empaca tortillas y jícama en su bolsa del mismo modo que lo hace cuando va a ayudar a recoger el maíz en la milpa. Su mamá pensará que está allí este día. Cuando el sol empieza a salir, ella eleva una oración al Dios del Sol y sale en su aventura.

Un día, Lunita decide que tiene que ir a la capital y ver al nuevo Templo de la Montaña.  Ella se siente como si ella fuera una persona grande simplemente porque sabe hacer tortillas.  Ella también sabe como ir a la Capital de su aldea y pode visitar a Papa.   Por estas razones, Lunita pone tortillas y jícamas en una bolsa de recoger maíz y asi podrá comérselas  durante su viaje. Cuando ella este en su viaje su mama pensara que ella no estará lejos de la casa.  Al amanecer, Lupita, hace una oración al Dios del Sol,  y comienza su aventura.

To the Mountain! Page 5

She knows she must follow the path until she reaches the wide bend in the river where she will cross and then climb the hill to the Mountain Temple and her father. Feeling the sun’s warm rays gives her confidence that she has the Sun God’s blessing. The creaking of the trees, the crunch of the leaves, and the calling of the birds above give her peace. Suddenly, Little Moon hears a louder crunching noise behind her. Something is coming toward her and it is moving fast. A peccary! It must have smelled her tortillas and jicama!

Ella sabe que tiene que seguir el camino hasta que llegue a la amplia curva en el río donde ella cruzará y luego subirá la cima donde están el Templo de la Montaña y su papá. Sintiendo los tibios rayos del sol le da la confianza que ella tiene la bendición del Dios del Sol. El ruido de los árboles, el crujido de las hojas, y los cantos de los pájaros le da paz. De repente, Pequeña Luna oye un crujido más fuerte detrás de ella. Algo viene hacia ella y está moviéndose muy rápido. ¡Un cuche de monte! ¡Debiό haber olido sus tortillas y su jícama!

Ella sabe que puede seguir el camino directo hasta que llegue a la desembocadura  del rio al cual cruzara antes de subir al Templo de la Montaña. Mientras va caminando sintió el  sol acariciando su rostro y confío que todo le saldría  bien.  Se llenó de tranquilidad caminando y escuchando el crujido de las hojas bajos sus pies, y escuchando el canto de los pájaros. De pronto, oyó unos sonidos que se movían rápido y noto  que algo se le estaba acercando y  le dio miedo.  Pensó, ¡esos han de ser pasos de jabalíes!  ¡Ha de haber olido las tortillas!

To the Mountain! Page 6

Frightened Little Moon throws her lunch into the bushes and runs to a Succotz tree. She scrambles up the branches, holds on tight, and waits for the peccary to pass. Little Moon hears laughter beneath her and opens her eyes to see Running Jaguar giggling up at her. Running Jaguar loves to run. He runs in the milpa. He runs with his puppy. Today, he must have been running behind Little Moon!

Pequeña Luna, asustada, arroja su almuerzo en el monte y corre a un árbol Succotz. Ella sube sobre las ramas, se sostiene con fuerza, y espera a que se vaya el cuche de monte. Pequeña Luna oye risitas al pie del árbol y al abrir sus ojos, ve a Jaguar que Corre, la está viendo, riéndose. A Jaguar que Corre le encanta correr. Corre en la milpa. Corre con su perrito. Hoy, debe haber estado corriendo detrás de Pequeña Luna.

Con gran miedo Lunita tira su almuerzo en los matorrales y corre a subirse al árbol Succotz. Ella se agarró bien de sus ramas, no se movió,  cerró sus ojos, y espero a que pasara uno o más jabalíes.  Pero unas carcajadas la hicieron recapacitar, abrió los ojos y vio que era Jaguar, el Corredor, el que se estaba riendo  de ella.  No entendió por qué su hermano estaba junto a ella.  Ella sabía que a Jaguar, el Corredor le encantaba correr por donde quiera que estuviera, por las milpas, cayéndole atrás a su perrito, y hoy corrió detrás de Lunita al verla irse de la casa.

To the Mountain! Page 7

Angry, Little Moon climbs down the Succotz Tree. What will she do now? Her adventure is ruined! She must take Running Jaguar home. He is too young to be on an adventure and Mom will notice for sure that they are missing. Little Moon grabs his arm to take him home but he refuses to go. He wants to see the Mountain Temple too! Most of all, he wants to see Father. Little Moon’s anger fades. She can never stay angry with him for long. She knows how he feels. She misses Father too.

Enojada, Pequeña Luna se baja del árbol Succotz. ¿Qué va a hacer ahora? Su aventura está aruinada. Ella debe llevar a Jaguar que Corre a su casa. Él es demasiado pequeño para ir en esta aventura y de seguro Mamá se dará cuenta que ellos no están. Pequeña Luna lo toma del brazo para llevarlo a casa pero él no quiere ir. ¡El quiere ver el Templo de la Montaña también! Sobre todo, él quiere ver a Papá. El enojo de Pequeña Luna se desaparece. Ella nunca puede quedar enojada con él por mucho tiempo. Ella sabe lo que él siente. Ella extraña a Papá también.

Lunita se baja del árbol Succotz.  ¿Qué haría ella ahora? ¡Posiblemente su aventura se le arruino!  Ella tendría que llevar a Jaguar, el Corredor de nuevo a su casa.  Él está demasiado pequeño para acompañarla en esta aventura.  Además,  su Mamá se daría cuenta que ninguno de sus hijos estaban en casa.  Lunita le tomo del brazo a Jaguar, el Corredor y de esa manera  llevárselo a su casa, pero tal como se esperaría, su hermanito se negó a ir. Él también quería irse a ver el Templo de la Montana con Lunita.  Él también quería ir a ver a su Papá. Mientras tanto a Lunita se le fue yendo el enfadecimiento que tenía con su hermanito. Es más, a ella le costaba trabajo quedarse enfadada con su hermanito por mucho tiempo. En realidad, ella entendía como él se sentía.  Ella extrañaba a su Papá igualmente como su hermanito.

To the Mountain! Page 8

Little Moon takes her brother’s hand and continues towards the capital. The howler monkeys calling in the distance distract Running Jaguar but Little Moon keeps him moving forward. She shares the tortillas and jicama with him when she hears his stomach rumble. Finally, they see the end of the forest path, guarded by the most magnificent Cobia tree. Little Moon and Running Jaguar join hands to say a prayer at the Cobia that connects the ground they stand on with their ancestors in Heaven and the Gods in the Underworld. They have made it out of the forest and now must face the river.

Pequeña Luna toma la mano de su hermano y sigue su camino a la capital. Los gritos de los monos a la distancia distraen a Jaguar que Corre pero Pequeña Luna lo mantiene caminando. Por fin, ellos ven que termina la vereda del bosque que está cuidado por el magnífico árbol Ceiba. Pequeña Luna y Jaguar que Corre unen sus manos para rezarle al árbol Ceiba que conecta el suelo que ellos caminan con sus antepasados en el Cielo y los Dioses del Inframundo. Ellos han salido del bosque y ahora deben enfrentar el río.

Lunita le tomo la mano a su hermanito y continuaron caminando por el camino hacia la capital.  Los chillidos de los monos distrajeron a Jaguar, el Corredor pero a Lunita no, ella continúo caminando. Lunita compartió con su hermanito de sus tortillas y jícamas.  Por fin, al final de la vereda del bosque Lunita y Jaguar, el Corredor se toman de manos, se toman de las manos, hicieron una oración a los arboles de Ceibas y continuaron en su camino.  La oración eran para aquellos que han conectado la Tierra de sus antepasados con los dioses del Inframundo.  Después de orar y caminar, los niños pudieron  salir bien del bosque y solo les queda enfrentarse con las aguas del río.

To the Mountain! Page 9

The wide bend in the river is a wondrous and scary place. A great many people gather here to buy and sell goods, meet their friends, and start longer journeys downstream. Mom told Little Moon that you can paddle from here all the way to the sea where people find beautiful shells and make salt! She has never seen so many people in one place. Running Jaguar is scared. They find a quiet area to think and figure out how to get across the river to the capital and to Father.

La amplia curva en el río es un lugar maravilloso y aterrador. Muchas personas se juntan aquí para comprar y vender cosas, encontrarse con sus amigos y empezar viajes largos río abajo. ¡Mamá le dijo a Pequeña Luna que se puede remar desde aquí hasta el mar donde la gente encuentra conchas hermosas y hacen sal! Ella nunca ha visto tanta gente en un solo lugar. Jaguar que Corre tiene miedo. Ellos encuentran un área segura para pensar y determinar cómo cruzar el rio para ir a la capital donde está Papá.

La desembocadura del rio se via claramente desde el camino. La vista era maravillosa y aterrorizante a la misma vez.  En cada orilla se ven muchas personas vendiendo  mercancías, encontrándose con otras, y tomando canoas para cruzarlo.  En otra ocasión que ellos visitaron el rio, la Mamá le dijo a Lunita que desde su desembocadura del rio se podía remar y llegar hasta donde empezaba el agua del mar, y que personas allí podían recoger  conchas y sal. En ese día se ven  muchas personas alrededor del rio.  Al verse rodeado de personas que no conocía,  Jaguar, el Corredor sintió temor. Entonces, el y su hermanita miraron a donde podrían irse a sentar y pensar cómo podrían cruzar el rio.  De esta manara podrían ir a visitar la capital y encontrar a su Papá.

To the Mountain! Page 10

Something soft bumps into Little Moon. She turns around to meet the kind eyes of an old woman. The old woman is wrinkled and her hair is gray but her eyes remind Little Moon of her grandmother’s. The old woman introduces herself as Mim. She has nice smelling tamales and gourds of sweet atole that she is bringing to her sons for lunch. They work at the marketplace across the river. It looks like Mim could use help. There is no way she can take the tamales and gourds over the river all on her own.

Algo suave toca a Pequeña Luna. Ella voltea y se encuentra con los ojos amables de una anciana. La anciana tiene arrugas y su cabello es canoso, pero sus ojos le recuerdan a los de su abuela. La anciana se presenta como Mim. Ella tiene tamales olorosos y guajes de atole dulce que lleva para darles de comer a sus hijos. Ellos trabajan en el mercado al otro lado del río. Parece que Mim podria usar su ayuda. No es posible que ella solita pueda llevar los tamales y los guajes al otro lado del río.

Mientras Lupita estaba pensando cómo podrían cruzar el  río, una persona le roza suavemente su  brazo.  Se voltea y ve a una ancianita con una dulce mirada. Tenía muchas arrugas y canas, pero su mirada era como las de su querida abuelita.  La anciana les dijo que ella se llamaba Mim y que en su canasta llevaba cosas para darle de comer a sus hijos quienes vendían al lado opuesto del río.  La señora abrió su canasta y les enseño que llevaba  tamales que tenía un sabroso olor y agua dulce de atole.  Mim les dijo que al cruzar el rio, ella necesitaría ayuda cargando lo que ella llevaba.  Les pidió a los niños que la ayudaran y ella a la vez, los ayudaría.

To the Mountain! Page 11

Little Moon and Running Jaguar offer to help Mim take the lunch to her sons. Taking a deep breath and holding tight to Running Jaguar’s hand, Little Moon rushes behind Mim who has found someone to take them across the river in a canoe. The gourd is heavy but she has been helping her mother. She can do it! Running Jaguar is not running for once.

Pequeña Luna y Jaguar que Corre le ofrecen a Mim ayudarle a llevar el almuerzo a sus hijos. Respirando profundamente y llevando apretada la mano de Jaguar que Corre, Pequeña Luna va de prisa detrás de Mim, quien ha encontrado a alguien que los lleve al otro lado  del río en una canoa. El jarrón está pesado, pero ella ha estado ayudando a su mamá. ¡Ella sí puede hacerlo! Por primera vez Jaguar que Corre no está corriendo.

Lunita y Jaguar, el Corredor  accedieron a ayudar a Mim a llevarle la comida a la orilla opuesta del rio.  Lunita respiro hondamente,  le tomo de la mano a Jaguar, el Corredor y con valor siguió los pasos de Mim hasta la mera orilla del rio.  Mim consiguió un remador que los llevara al lado opuesto del rio en su propia canoa.  Lunita cargo la jícara de agua que a pesar de estar muy pesada, ella pudo llevarla por estar acostumbrada de hacer lo mismo con las jícaras de su Mamá. Lunita logro ayudar a Mim y Jaguar, el Corredor dejo de correr por un corto tiempo.

To the Mountain! Page 12

Crossing the river, Little Moon sees a big, white staircase. Mim tells her that the road behind the staircase leads to the capital. Their trek is long. Passing by temples built many generations ago, Little Moon chats with Mim about their journey to see Father. Mim is impressed that they all contribute to the great construction effort. Mim says, “We must all do our part.” Getting closer, Little Moon’s and Running Jaguar’s eyes grow wide as they see the top of the Mountain Temple for the first time.

Cruzando el río, Pequeña Luna ve una escalera grande y blanca, Mim le dice que el camino detrás de la escalera, conduce a la capital. En el camino ellos pasan por templos construidos hace muchas generaciones y Pequeña Luna le dice a Mim sobre su viaje a ver a su padre. Mim está impresionada que todos ellos trabajan juntos con esfuerzo en la gran construcción. Mim dice, “Todos nosotros necesitamos hacer nuestra parte.” Al irse acercando, los ojos de Pequeña Luna y Jaguar que Corre se abren inmensos al ver la cima del Templo de la Montaña por primera vez.

Al cruzar el rio, Lunita vio una gran escalera blanca. Mim le dijo que el camino que pasaba por detrás de las escaleras los llevara a la capital.  El camino seria fuerte y largo. Pasaron por el costado de unos templos hechos por antiguas comunidades.  Lunita iba conversando con Mim y le cuenta sobre el viaje que ella y su hermanito han hecho para poder llegar a su Papá.  Mim le responde con comprensión diciéndole, “Todos debemos de hacer lo que nos toca hacer”.  De pronto y al acercarse más, los ojos de los niños se abren con asombro al ver de cerca el Templo de la Montaña.

To the Mountain! Page 13

Little Moon, Running Jaguar, and Mim reach another big, white staircase and they begin to hear so many voices! Hurrying up the steps, Mim leads them across a big plaza and between buildings to the Clay Mountain Marketplace! They follow Mim winding around the stalls. They smell the spices, hear the sellers bartering, and see pots with red, black, and white decoration. Running Jaguar runs his hand across the big, shiny black obsidians. A young man catches Running Jaguar’s hand and says “Careful! They are sharp.”

¡Pequeña Luna, Jaguar que Corre, y Mim llegan a otra escalera grande y blanca y comienzan a escuchar muchas voces! ¡Mim los lleva a través de una plaza grande y entre edificios hasta llegar al Mercado de la Montaña de Barro! Ellos siguen a Mim sarpenteando alrededor de los puestos. Ellos huelen las especias, oyen a los vendedores regateando, ellos ven ollas con decoración. Jaguar que Corre pasa la mano acariciando las grandes obsidianas negras y brillantes. Un hombre joven coge la mano de Jaguar que Corre y le dice “¡Cuidado! Que tienen filo.”

Estos tres, Lunita, Jaguar el Corredor  y Mim se encontraron al lado de una escalera  blanca y enorme, y desde allí ellos podían escuchar voces de personas que estaban cercanas.  Siguiendo a Mim, los tres subieron rápidamente los escalones y pasaron entre varios edificios hasta llegar al mercado de la Montaña de Barro. Ellos pasaron entre los puestos de ventas y siguieron hacia delante observándolo todo a sus alrededor.  Los olores de  las comidas que se vendían en los puestos los penetraban.  También podían oír a los vendedores pregonando lo que tenían para vender, regateando los precios de las comidas y otros objetos y acabando vendiendo lo que otros deseaban comprar.  En muchos de los puestos se pueden ver a las ollas decoradas en colores rojo, negro y blanco que estaban listas de ser vendidas. Jaguar, el Corredor toca varios de los artículos de venta y hasta le pasa la mano a los filos de las piedras obsidianas.  Un joven que lo ve, le advierte: “¡Cuidado, esas piedras te pueden cortar! ¡Tienen mucho filo!”

To the Mountain! Page 14

Little Moon and Running Jaguar look with curiosity as the young man strikes large obsidian pieces with river rocks to create the longest obsidian blades they have ever seen! They have seen their father making tools from brown stones but the black stone is special. Little Moon suddenly feels a hand on her shoulder. She looks up and sees that it is Father! He is shocked to find his children there!

Pequeña Luna y Jaguar que Corre ven con curiosidad mientras el hombre joven golpea grandes piezas de obsidiana con piedras del río para crear los cuchillos más grandes de obsidiana que han visto! Ellos han visto a su papá haciendo herramientas de piedras marronas pero la piedra negra es especial. Pequeña Luna, de repente, siente una mano en su hombro. ¡Levanta la vista y ve que es Papá! ¡Está sorprendido al encontrar a sus niños allí!

Lunita y Jaguar, el Corredor miran con gran interés y curiosidad a un joven que quiebra trozos de piedras obsidianas grandes. Hace de ellas unos pedazos largos y finos como si fueran cuchillos y navajas.  Ellos habían visto a su Papá hacer herramientas de piedras de color marrón, pero no las hechas de piedras negras.  Estas se ven mejores.  Sin esperarlo, Lupita sintió una mano que le agarro su hombro. Con sorpresa y miedo miro hacia atrás y vio la cara de  su Papá que se veía enojado por ver que sus hijos estaban donde menos pensó verlos, lejos de su casa y en la montaña donde él trabajaba.  

To the Mountain! Page 15

Father’s eyebrows are turned down towards his nose and his forehead is wrinkled. He is angry with them. A Mim step close and tells him how helpful and strong they have been. Little Moon is glad that Mim explains their journey to Father. Father’s face is still angry when he asks, “Why did you come all this way?” They tell him, “To see you!” His smile is big and while the danger they may have been in troubles him, he is very proud of them.

Las cejas de Papá se curvan hacia la nariz y la frente está fruncida. Él está enojado con ellos. Mim se acerca y le dice lo útil y fuerte que han sido. Pequeña Luna se alegra de que Mim le explica su viaje a Papá. El rostro de Papa todavía está enojado cuando pregunta: “¿Por qué vinieron hasta este lugar?” Ellos le dicen: “¡Para verte!” Su sonrisa es grande y si bien el peligro que pueden haber tenido, le preocupa, él está muy orgulloso de ellos.

La cara de su Papá reflejaba que estaba muy enojado de encontrarse con sus hijos en tan remoto lugar. Su rostro reflejaba lo muy molesto que estaba.  Mim se le acercó y le dijo que sus hijos  la habían ayudado a llegar a la montaña. También le conto lo bien que se portaron con ella y lo fuerte que eran.  Lunita se alegró que Mim le conto todo eso y más a su Papá.  El Papá sintiéndose todavía enojado, les pregunto a los niños, “¿Por qué han venido hasta aquí?  Ellos le dijeron,  “para poderte ver a ti, Papá”.  Este se sonrío, y aunque seguía molesto que los niños estuvieran expuestos al peligro durante el viaje, se sintió a la misma vez muy orgulloso de sus hijos.

To the Mountain! Page 16

Father buys tamales after helping Mim find her sons. They find a quiet spot to sit and eat. Little Moon and Running Jaguar tell Father about their adventure and Running Jaguar exaggerates about the Peccary! When they finish their lunch, Father asks “Well, since you are here, do you want to see the Mountain Temple?” They both jump up, ready to go with him!

Papá compra tamales después de ayudar a Mim a encontrar a sus hijos. Ellos encuentran un lugar tranquilo para sentarse y comer. Pequeña Luna y Jaguar que Corre le cuentan a papá su aventura y Jaguar que Corre exagera sobre el cuche de monte. Cuando terminan su almuerzo, papá pregunta, “Pues, ya que ustedes están aquí, ¿quieren ver el Templo de la Montaña?” ¡Los dos saltan, listos para ir con él!

El Papá primero ayudo a Mim a encontrar a sus hijos y después compro unos tamales para comer.  Al ver un lugar tranquilo, llevaron sus tamales para comérselos allí.  Al terminar Lunita y Jaguar, el Corredor le contaron a su Papá detalles de su aventura.  Jaguar, el Corredor exagero cuando le conto que su hermanita pensaba que habían jabalíes en el camino.  Al terminar el almuerzo, el Papá les dijo a los niños, “Ya que están aquí, ¿quisieran visitar el Templo de la Montaña?” ¡Los dos chicos saltaron de alegría y le dicen al Papá que están listos para acompañarlo!  

To the Mountain! Page 17

Father leads them around the marketplace and they see the Mountain Temple again. It is so big it seems to touch the sky! He leads them to a group of men just getting back to work. They are around a big square pit full of wet lime plaster, stirring it with big sticks. Father picks up one of the baskets near the pit and shows the kids how they fill it with the plaster and send it up to be put on the limestone blocks. They are using the rope that they make at home!

Papá los guía por el mercado y ellos ven el Templo de la Montaña otra vez. ¡Es tan grande que parece tocar el cielo! Él los guía a un grupo de hombres que acaban de volver al trabajo. Ellos están en derredor de un hoyo cuadrado grande, que está lleno de yeso de cal mojado, batiéndolo con grandes palos. Papá recoje una de las canastas cerca del hoyo y les muestra a los niños cómo la llenan de yeso y la suben para usarla con los bloques de piedra caliza. ¡Ellos están usando el mecate que hacen en su casa!

El Papá los guío de nuevo por todo el mercado hasta que llegan de nuevo al Templo de la Montaña.  ¡Este se veía tan alto como si pudiera tocar el cielo!  El Papá los llevo a donde estaba un grupo de hombres que habían regresado del almuerzo.  Los señores estaban parados al lado de unos cuadrados hechos de cal mojada y yeso.  Usando unos palos largos, los señores revuelven la cal mojada. El Papá recoge una de las canastas que está cerca de los cuadros y les demuestra  cómo estas se llenan de la mezcla y se llevan a las piedras y así para cubrirlas.  Los niños se dieron cuenta que las sogas que se usaban para mover las piedrotas lucían como las que ellos mismos la hicieron en casa.  

To the Mountain! Page 18

At the end of Father’s work day, he leads Little Moon and Running Jaguar back to the big white road and back home. Running Jaguar really wanted to stay and sleep in the camp where the men sleep while they do their work at the Mountain Temple. Father lifts Running Jaguar off his feet and pulls him into his arms, telling them “Mom will be very worried. You need to get back home”. It is not too long before Running Jaguar falls asleep. Little Moon walks beside her father watching the sky change at the end of the day.

Al final del día de trabajo de Papá, él guía a Pequeña Luna y a Jaguar que Corre de vuelta al gran camino blanco y de vuelta a casa. Jaguar que Corre realmente quería quedarse y dormir en el campamento donde los hombres duermen mientras trabajan en el Templo de la Montaña. Papá levanta a Jaguar que Corre y lo abraza, diciéndoles, “Mamá estará muy preocupada. Necesitan volver a casa.” No pasa mucho tiempo antes que Jaguar de Corre se duerme. Pequeña Luna camina al lado de su papá viendo el cambio del cielo al final del día.

Al final del día, Papá se fue caminando por todo el camino blanco hacia su casa.  Con el iban  Lunita y Jaguar, el Corredor.  Este último le pidió permiso a su Papá para quedarse a dormir  en el campamento con el resto de los hombres.  El Papá se sonrió y cargándolo, le dijo: “Mamá estará muy preocupada si ve que sus niños regresan a casa.”  En cuanto el Papá levanto a Jaguar, el Corredor, se quedó profundamente dormido recostando su cabeza en el hombro de su Papá.  Lunita iba caminando a su lado y admirando el color del cielo que cambiaba con la llegada del anochecer.

To the Mountain! Page 19

Little Moon takes one last look at the Mountain Temple. The white stone and plaster seem orange in this late light. This adventure has been very exciting and rewarding! They found father and they saw the Mountain! Little Moon thinks of Mim and sons & the way they work in the market place. She cannot wait to be older so she can take more journeys to the Clay Mountain Marketplace. Soon the Mountain Temple construction will be completed and it will be so beautiful. She hopes to see it many more times.

Pequeña Luna voltea a ver por última vez en el Templo de la Montaña. La piedra blanca y el yeso parecen ser de un color anaranjado por la luz del atardecer. ¡Esta aventura ha sido muy emocionante y le ha dado satisfacción! ¡Encontraron a papá y vieron la montaña! Pequeña Luna piensa en Mim y en sus hijos adultos trabajando en el Mercado. No puede esperar para ser más grande para hacer más viajes al Mercado de la Montaña de Barro. Muy pronto la construcción del Templo de la Montaña terminará y será muy bella. Ella espera verlo muchas veces más.

Mientras ella caminaba, de vez en cuando, Lunita miraba hacia atrás para volver a ver el Templo de la Montaña.  Noto que con el anochecer, el color del templo también cambiaba de color.  Las piedras enormes de yeso tomaban un color anaranjado con la caída de la noche. Al verlas, ella recordó su viaje y dijo: ¡Esta ha sido una gran aventura! ¡Pudimos ver a la Montaña y al mismo tiempo pudimos encontrar a nuestro Papá!  Lunita también recordó a  Mim,  a sus hijos y de la manera que todos trabajaban en el mercado de la cima de la montaña.  Ella hubiera deseado haber sido más mayor y así poder ir más a menudo a visitar el mercado de la Montaña de Barro.  Prontamente, la construcción del Templo de la Montaña estará terminada y todo el trabajo de esta se podrá ver maravilloso.

To the Mountain! Page 20

The journey home seems shorter than the adventure to the Mountain. Once they reach the forest path, Father picks up Little Moon. She sets her chin on his shoulder to look behind at the path as he walks them home. She smiles when she recognizes the Succotz Tree she climbed to escape the Peccary! At home, Mom runs up and hugs them all very tight. That night, Little Moon sits between Mom and Father, still holding sleeping Running Jaguar, and watches the torches flicker against the White Mountain in the distance. She thinks of the years to come and prays that the Clay Mountain will always be loved and respected.

El viaje de regreso a casa parece ser más corto que la aventura a La Montaña. Una vez que llegan al camino del bosque, Papá levanta en sus brazos a Pequeña Luna. Ella recuesta su barbilla en el hombro de Papá para ver el camino que ha quedado atrás, mientras que él camina con ellos a casa. Una vez en casa, Mamá corre y los abraza a todos fuertemente. Esa noche, Pequeña Luna se sienta entre Papá y Mamá, todavía sosteniendo al durmiente Jaguar que Corre, y observa las luces de las antorchas a la distancia contra la Montaña blanca. Ella piensa en el futuro y reza que la Montaña de Barro siempre sea amada y respetada.

El viaje de regreso a casa pareció ser más corto que cuando fueron a la Montaña. Una vez que llegaron al camino del bosque, el Papá cargo también a la niña. Ella recostó su mentón en el hombro de su Papá y va mirando el camino que iban recorriendo.  ¡Cuando vio el árbol Succotz se sonrío!  Recuerdo que tuvo que subirse en este para poder escapar de lo que ella temía eran jabalíes.  Una vez en casa, la Mamá corrió hacia ellos y les dio un fuerte abrazo. Mas tarde Lunita se sentó entre sus padres y al lado de Jaguar, el Corredor quien seguía cargado por su Papá.  Ella vio el reflejo de unas antorchas que estaban brillando a la distancia y en frente de la Montaña Blanca.  Ella pensó en su futuro y se encomendó a la Montaña de Barro pidiendo que siempre ella pudiera ser amada y respetada por todos los que viven en su aldea.